[0506] • PÍO XII, 1939-1958 • VIRGINIDAD Y MATRIMONIO

Carta Encíclica Sacra virginitas –sobre la sagrada virginidad–, 25 marzo 1954

1954 03 25 0003

[3.–] Ciertamente, ya desde la época de los Apóstoles vive y florece esta virtud en el jardín de la Iglesia. Cuando en los Hechos de los Apóstoles5 se dice que las cuatro hijas del diácono Felipe eran vírgenes, se quiere significar más bien un estado de vida que la edad juvenil. Y no mucho después, S. Ignacio de Antioquía, al saludar a las vírgenes de Esmirna, refiere (6) que, a una con las viudas, constituían una parte no pequeña de esta comunidad cristiana. En el siglo segundo –como atestigua S. Justino– “son muchos los hombres y mujeres, educados en el cristianismo desde su infancia, que llegan completamente puros hasta los sesenta y los setenta años” (7). Poco a poco creció el número de hombres y mujeres que consagraban a Dios su castidad, y al mismo tiempo fue adquiriendo una importancia considerable el puesto que ocupaban en la Iglesia, como más ampliamente lo expusimos en Nuestra Constitución Apostólica Sponsa Christi8.

5. Act. XXI, 9.

6. Cfr. S. Ignat. Antioch., Ep. ad Smyrn., c. 13; ed. Funk-Dlekamp, Patres Apostolici, vol. I, p. 286.

7. S. Iustin., Apol. I pro christ., c. 15; P. G. VI. 349.

8. Cfr. Const. Apost. Sponsa Christi., A. A. S. XLIII, 1951, pp. 5-8.

[3.–] Siquidem inde ab Apostolorum aetate haec virtus in Ecclesiae viridario viget ac florescit. Quod in Apostolorum Actis5 scribitur quattuor Philippi diaconi filias fuisse virgines, id profecto potius quam iuventutem, erarum significat vitae statum. Ac non multum post temporis spatium Ignatius Antiochenus virgines salutando commemorat (6) quae iam, una cum viduis, Smyrnensis christianorum communitatis haud mediocris pars erant. Secundo autem saeculo –ut S. Iustinus testatur– “multi quidem et multae, annos sexaginta et septuaginta nati, a pueris Christi disciplina imbuti, incorrupti perseverant” (7). Pedetemptim, virorum mulierumque numerus, qui suam castitatem Deo devoverant, succrevit; parique modo eorum muneris, quo in Ecclesia fungebantur, momentum haud parum invaluit, ut fusius in Nostra Constitutione Apostolica Sponsa Christi exposuimus (8).

5. Act. XXI, 9.

6. Cfr. S. Ignat. Antioch., Ep. ad Smyrn., c. 13; ed. Funk-Dlekamp, Patres Apostolici, vol. I, p. 286.

7. S. Iustin., Apol. I pro christ., c. 15; P. G. VI. 349.

8. Cfr. Const. Apost. Sponsa Christi., A. A. S. XLIII, 1951, pp. 5-8.

 

© Javier Escrivá-Ivars y Augusto Sarmiento. Universidad de Navarra. http://www.unav.es/matrimonioyfamilia