[1333] • JUAN PABLO II (1978-2005) • LA EDUCACIÓN DE LOS JÓVENES SOBRE LA DIGNIDAD Y EL VALOR DEL AMOR CONYUGAL

Del Discurso Al llegar, durante la celebración de la Palabra, en el aeropuerto de Tarija (Bolivia), 13 mayo 1988

1988 05 13 0006

6. Educaréis a los niños a través de vuestra palabra, por los cauces más diversos –ante todo, en el hogar familiar, y también en la escuela, en la catequesis–, pero especialmente lo haréis con vuestro ejemplo.

Los niños aprenden a obrar imitando lo que ven hacer a sus semejantes. Por eso, aprenderán de vosotros a ser fuertes, trabajadores, sobrios, alegres y piadosos; ciudadanos rectos y cristianos ejemplares. Imitaréis también de esa forma al Señor que “obró y enseñó” (Act 1, 1), es decir, que no se limitó a transmitimos un mensaje, sino que vivió entre nosotros dándonos el ejemplo máximo de todas las virtudes.

No olvidéis, la grave advertencia del Maestro: “Al que escandalice a uno de estos pequeños que creen en mí, más le vale que le cuelguen al cuello una de esas piedras de molino (...), y le hundan en lo profundo del mar” (Mt 18, 6). El ejemplo de padres y educadores debe ir acompañado por el esfuerzo de los gobernantes y de toda la colectividad en defensa de la moralidad pública, especialmente en los medios de comunicación. Lo contrario es conculcar derechos de quienes están más indefensos, y exponerles al peligro de una lamentable manipulación.

[OR (ed. esp.) 29-V-1988, 10-11]

 

© Javier Escrivá-Ivars y Augusto Sarmiento. Universidad de Navarra. http://www.unav.es/matrimonioyfamilia