INICIO CRONOLOGICO DOCUMENTOS ESCRITURA CONCILIOS PAPAS AUTORES LUGARES MATERIAS EDICIONES
EDITORES

[0762] • PAULO VI, 1963-1978 • DEFENDER LA CONCEPCIÓN CRISTIANA DEL AMOR Y DEL MATRIMONIO

Del Discurso Nous vous remercions, al Pontificio Consejo para los Laicos, al Comité para la Familia y al Pontificio Consejo Cor Unum, 4 noviembre 1977

1977 11 04 0011

[11.–] Hemos propuesto que esta cooperación se realice en primerísimo lugar y de modo orgánico con el Comité para la Familia. Su actividad afecta, evidentemente, a la gran mayoría de los laicos, hombres y mujeres llamados a comprometerse en la comunidad de amor y de vida que constituye la familia.

1977 11 04 0012

[12.–] Esperamos de vosotros, queridos hijos e hijas miembros de este Comité, que nos ayudéis en nuestra doble misión de vigilancia y de animación pastorales en relación con todos los hogares que forman el tejido mismo de la sociedad humana.

1977 11 04 0013

[13.–] Vigilancia, porque ya conocéis la gravedad de las amenazas que pesan sobre la sagrada institución del matrimonio, a causa de circunstancias de vida desfavorables a su estabilidad, o por las costumbres desordenadas o incluso –y ello es lamentable– por la creciente permisividad de determinadas legislaciones. Es responsabilidad de la Iglesia proteger lo que Dios ha inscrito en lo más profundo del corazón humano: el amor, en su más noble acepción, sobre el que dos seres fundan una alianza llamada a reflejar, por su carácter indisoluble, la fidelidad de la Alianza de Dios con los hombres.

1977 11 04 0014

[14.–] Debéis estar atentos a salvaguardar esta concepción cristiana del amor y del matrimonio; pero con mayor esfuerzo aún os debéis dedicar a una labor de animación, de apoyo y de educación en este terreno. En unión con los organismos competentes de la Curia, con las Conferencias Episcopales y con las asociaciones familiares católicas, vuestro Comité debe actuar de tal manera que la Iglesia pueda ofrecer a los jóvenes que se preparan al matrimonio, y a los hogares ya formados, las bases y los recursos doctrinales, espirituales y morales de su compromiso.

1977 11 04 0015

[15.–] Que no os desanimen, en vuestro esfuerzo de educación de las conciencias y los corazones, ni la indiferencia ni tampoco la oposición al ideal cristiano del matrimonio: la acción del Señor os acompaña en este servicio apostólico. Y esta misma acción de Dios, sin duda alguna, está presente también en el corazón de todos aquellos hombres y mujeres a los que la falta de preparación, la debilidad humana o la influencia deletérea de un ambiente permisivo, han llevado al fracaso de un amor que habían soñado sin duda más estable. Y que no se vean excluidos de vuestra reflexión y de vuestra atención ni siquiera aquéllos que por su situación ilegítima no pueden vivir en plena comunión con la Iglesia.

[EPD, 491-492]