INICIO CRONOLOGICO DOCUMENTOS ESCRITURA CONCILIOS PAPAS AUTORES LUGARES MATERIAS EDICIONES
EDITORES

[0966] • JUAN PABLO II (1978-2005) • SERVIR A LA FAMILIA

Del Discurso Laissez-moi d’abord al “grupo de espiritualidad” de las asambleas parlamentarias francesas, 3 marzo 1981

1981 03 03 0005

5. [...] Como una vez más ha señalado el reciente Sínodo, el cristiano concede una atención privilegiada a la familia, que es, la célula primera y fundamental de la sociedad y que ha de encontrar en las leyes la máxima protección y ayuda; cuenta también el Sínodo con el apoyo de los cuerpos intermediarios.

El cristiano considera como deber primordial el de salvaguardar y promover las condiciones de una educación moral y espiritual: ¿cómo no recordar esto cuando se acentúa una visión puramente materialista y hedonista de la vida, cuando se oscurecen las razones de vivir?

Al cristiano le preocupan de forma especial las desigualdades sociales y, sobre todo, la suerte de aquellos que, por las condiciones de vivienda, de salario, de trabajo o, por desgracia, de desempleo, no pueden llevar una vida decente y sufren graves daños en su vida familiar; le preocupa igualmente la situación precaria de los minusválidos, de los emigrantes.

1981 03 03 0006

6. Me estoy dirigiendo a cristianos y a familias cristianas en el momento en que toda la Iglesia va a iniciar la Cuaresma: os invito a todos a volveros a Dios, a dejaros interpelar por su Palabra –“convertíos (dirá mañana la liturgia) y creed en el Evangelio”–, para purificar todo lo que, en vuestras opciones personales, familiares, políticas, no corresponda a la verdad y a la caridad de Cristo. Y sobre todo que mantengáis la esperanza de un mundo renovado por el Espíritu de Cristo.

[Enseñanzas 9, 470-471]